← Volver atrás


¡A comer vegetales de la manera más divertida!

Comparte este artículo:


Los niños no siempre serán receptivos a probar nuevos sabores, en especial el de los vegetales, y seamos honestos, nosotros los adultos (exceptuando algunos casos) tampoco amamos mucho los vegetales. A pesar de esto, al momento de prepararle las meriendas tenemos el deber y el gran reto de elaborar una combinación de alimentos que les llene de felicidad al abrir sus loncheras y que también les provea los nutrientes que necesitan día tras día.

Debajo te dejamos algunos consejitos que podrían ayudarte a la hora de introducir los vegetales en las meriendas de tus niños.

• Comienza desde temprano

Algunos bebés están listos para comer sólidos desde los 4 meses de vida, otros tendrán que esperar un poquito más de tiempo sin embargo, ya sea que empiecen antes o después de este tiempo, debes darles vegetales desde que inicie su dieta de sólidos. Con esto lograrás que vayan acostumbrándose al sabor de los mismos y que cuando sean más grandecitos, los disfruten.

• Has divertida la presentación

Evita lo convencional. Intenta modificar los alimentos que les preparas al darle la forma de objetos como estrellas, círculos, corazones o hasta de una carita feliz. Además, puedes darle un toque especial al ponerle nombres divertidos a cada alimento.

• Deja que participen

Involucrar a tus niños en el proceso de selección y preparación de sus meriendas hará tu vida mucho más fácil. Además de recibir una ayudita extra, algo que siempre es bienvenido, verás que estarán más interesados en comer algo que sea de su propia creación.

• Prepara meriendas fáciles

Aprovecha el momento que llegan del colegio y ten a mano en la nevera opciones de bocadillos saludables como zanahorias pequeñas, manzanas, apio, entre otros. Para agregarles sabor puedes acompañarlos con una salsa, aderezo e incluso un poco de yogurt. ¡Sí, yogurt! Dáselos a probar y de seguro te preguntarán por qué has durado tanto tiempo en ofrecérselo.

• Se vale premiarlos

Un paquete de Galletas Dino de su sabor preferido, combinados con una salida al zoológico o con su película favorita pueden ser una buena idea para recompensar a tus niños al momento de la merienda. Si has notado que se comen la porción de vegetales que les has puesto semana tras semana en la lonchera, aprovecha para premiarlos de una manera divertida. Se sentirán más motivados y emocionados por comer sus meriendas y seguramente adquieran esa costumbre y gusto por comidas saludables. Esperamos que estos consejos sean útiles para ti. Sabemos que mantener tus niños bajo una dieta sana no es tarea fácil, pero te prometemos que valdrá la pena a largo plazo. ¡Hasta la próxima!

← Volver atrás