← Volver atrás


El desayuno es la comida más importante del día ¿Mito o verdad?

Comparte este artículo:


Vamos a aclarar tus dudas de inmediato. Es cierto, completamente cierto. El desayuno es más importante que la cena, más importante incluso que el suculento plato de arroz con habichuelas y carne que te comes al mediodía. ¿Quieres saber otra gran verdad? Esto aplica para ti y aún más para tus niños. Ellos están en un proceso de crecimiento que hace completamente necesario ingerir el desayuno y no cualquier desayuno, uno rico en fibras, proteínas y cereales. Asegurarte de que tus chicos desayunen regularmente ayudará a mantenerlos en un peso adecuado, pues el desayuno activa el metabolismo, haciendo posible que las calorías de la comida se conviertan en esa energía que tanto necesitan.

Predica con el ejemplo

Como bien sabrás, los niños obtienen gran parte de sus costumbres a través de los hábitos que ven en mamá y papá, por eso es importante que intentes comer un buen plato de desayuno todas las mañanas. Siéntate con ellos, y que no solo se vuelva una costumbre, sino un ritual familiar para empezar el día.

Ideas de desayunos

Parfait o “Trifle” de yogurt, frutas y nueces
Para un desayuno conveniente y saludable, combina en una jarra o plato hondo una capa de yogurt de tu preferencia, una de frutas y otra de granola, nueces o cereal, y repite el proceso hasta tener la cantidad deseada, en cualquier orden que desees. Si estás sumamente ocupado en las mañanas, esta es la receta ideal para ti. Puedes preparar en el fin de semana varias combinaciones en una jarra o frasco con tapa y reservarlas para la semana, por cuanto tiempo necesites. Además, puedes agregar los ingredientes secos solo cuando vayas a consumirlos, así se mantendrán bien crujientes. De vez en cuando, para variar, puedes reemplazar el cereal o la granola por trozos de Galletas Dino.

Nuestras combinaciones favoritas son:

  • Yogurt de fresa, guineo en trozos y cereal.
  • Yogurt griego, fresas, almendras y un toque de miel.
  • Yogurt de frutas, coctel de frutas y granola.

Tostada con mantequilla de maní y guineo
Puede servir como un desayuno o snack repleto de proteínas, y prepararlo no podría ser más fácil. Unta mantequilla de maní sobre una tostada y colócale encima rodajas de un guineo bien maduro. ¡Listo! Aunque parezca súper simple, esta tostada contiene todos los nutrientes que tu hijo necesita para empezar su día.

Mini burritos de desayuno
Para prepararlo, tomas una tortilla de burrito (grande) y le colocas dentro un revoltillo de huevos, jamón y queso, luego enróllalo como si fuera un rollo de sushi y córtalo en trozos más pequeños. Ahí tienes un desayuno completo y tradicional, presentado de una forma más divertida que hará que tus niños se lo quieran comer todo sin rogarle dos veces.

Es importante recordar, que estas ideas de desayunos, además de ayudar con el crecimiento, hará que tu niño esté más alerta, mejorará su desempeño, su memoria, niveles de concentración y su creatividad; es combustible para el cerebro y el cuerpo en general esencial para los pequeños en etapa de desarrollo. Crear ese hábito no solo es beneficioso para ellos ahora, sino que los acostumbrará a nunca pasar por alto el desayuno, aún cuando tengan que prepararlo por sí solos.

← Volver atrás